viernes, 28 de agosto de 2015

Soy

  Soy el lugar en el que estoy, y los lugares en los que estuve. Soy las personas que me abrazaron, y también las que no quise abrazar. Soy lo que veo parado desde aquí, y también soy todo eso que tengo miedo de ser. Soy los golpes que he recibido y las cicatrices que dejé en los demás. Soy lo que he sido y también lo que quisiera ser. Soy las proteínas que como, las que dejo en el plato, y las que decidí no servirme. Soy esas cosas que no me interesan, y también todos esos recuerdos que ya no sé cuánto tienen de verdad y cuánto tienen de mala memoria. Soy la luz que se escabulle por mis pupilas, el aire que renueva mi sangre, y también soy todo lo que elijo no ser. Soy lo que olvidé, y todas esas cosas que ofrecí para obtener otras. Soy las decisiones que no me atreví a tomar y también todas esas órdenes que obedecí. Soy todo lo que no pienso y todo lo que conozco. Soy mis ganas de tomar té rojo por las mañanas y la energía que gasto durante el día. Soy la casualidad de mis padres, y también su esfuerzo constante. Soy el cuerpo desnudo que oculto y todas las prendas que prefiero no ponerme. Soy las siestas con mis vecinos, las madrugadas con mis amigos, la muerte de los perros que me vieron crecer. Soy las experiencias que ya tengo y las que todavía me faltan. Soy inseguridad, egoísmo, envidia, instinto de supervivencia, lo que leo y lo que escribo. Soy las cosas que puedo hacer, y también las que me resultan imposibles. Soy todo eso que soy, y todo aquello que no soy.
  Pero hay algo que no soy, y que nunca seré: el tipo que ves parado desde tus pies.

14/08/2015

No hay comentarios:

Publicar un comentario